Uno delos riders que compiten es Iznajar es Gabi Solano.

Nos manda este texto que ha escrito sobre como te pueden afectar los nervios antes de una competición.

A los nervios que sufren los deportistas antes de una competición se les llama ansiedad precompetitiva, se da por la incertidumbre que se genera en los competidores ante la posibilidad de no conseguir sus objetivos. Anshel y cols.(1991) la definieron como “un sentimiento subjetivo de aprehensión o amenaza percibida, a veces acompañada por un incremento de la actividad fisiológica”. Este tipo de ansiedad se caracteriza por un conjunto de funciones psíquicas que interactúan entre sí interfiriendo en las expectativas de rendimiento y en el rendimiento en pruebas deportivas.

Este tipo de ansiedad tiene tres dimensiones o componentes: ansiedad cognitiva, que evalúa las sensaciones negativas que el sujeto tiene sobre su rendimiento y las consecuencias del resultado; la ansiedad somática, que hace referencia a la percepción de indicadores fisiológicos de la ansiedad, como pueden ser la tensión muscular, aumento de la frecuencia cardíaca, sudoración y malestar en el estómago; y la autoconfianza, que indica el grado de seguridad que el deportista cree tener acerca de sus posibilidades de éxito en la competición, su ausencia es un indicador de que puede experimentar ansiedad cognitiva, y, al contrario, elevados niveles de autoconfianza se asocian positivamente a un mayor rendimiento deportivo, especialmente si el nivel de ansiedad cognitiva es moderado o bajo y percibido como facilitador. Los dos estados de ansiedad anteriores correlacionan positivamente entre sí, a mayor ansiedad cognitiva, mayor somática y viceversa, mientras que correlacionan negativamente con la autoconfianza, si esta es alta las otras son bajas y viceversa.

En cuanto a la diferencia entre géneros, los hombre muestran mayor autoconfianza pero ellas controlan mejor su ansiedad. Por edades, hay una relación positiva con la autoconfianza y negativa con la ansiedad somática, cuanto mayores más autoconfianza y menos ansiedad somática.

¿Qué factores pueden influir en el grado de manifestación de estos síntomas que pueden hacernos pasar una mala semana antes de la competición?

Aparte de factores externos al deportista como el tipo de deporte, el ambiente donde se desarrolla la competición y el nivel de competición, hay características personales que influyen, como la experiencia en competiciones, la percepción del grado de preparación y sus hábitos de entrenamiento. Otros factores que pueden aumentar o disminuir la ansiedad precompetitiva son el grado de dedicación a su entrenamiento y a la competición. Los que dedican más tiempo muestran niveles más bajos de ansiedad y depresión que los corredores amateurs. La adicción al entrenamiento puede influir también, a mayor adicción mayor ansiedad, según un estudio de Zarauz y Ruiz-Juan de 2013. En otro estudio de Bueno, Capdevila y Fernández-Castro de 2002 se concluye que los deportistas que mostraban mayor autoconfianza antes de la competición, tenían mayores probabilidades de conseguir sus objetivos, mientras que los que mostraban mayor ansiedad cognitiva, las probabilidades eran menores. Respecto a la ansiedad somática, concluyeron que no era demasiado importante, desapareciendo una vez iniciada la competición.

Según la teoría de la autodeterminación se puede asociar autoconfianza a la motivación intrínseca, que es aquella que nos impulsa a hacer las cosas por el mero hecho de disfrutar haciéndolas, no para conseguir recompensas externas o extrínsecas (como una medalla en el podio) y los dos estados de ansiedad se asociaban a la motivación extrínseca. Una orientación a la tarea, es decir, a realizar la prueba centrándonos en la técnica, la estrategia, el entrenamiento, para superarnos a nosotros mismos y ser mejores. Sin embargo, una orientación al ego puede predecir niveles mayores de ansiedad somática y cognitiva. La orientación al ego es aquella en la que se quiere demostrar la validez ante los demás, conseguir estatus, tener como objetivo ganar y sentirse superiores a los demás.

Para evitar esta ansiedad, que puede conllevar también el aumento de la vulnerabilidad a lesiones deportivas, como sugirió Kerr y Goss (1996), se recomienda desarrollar estrategias de afrontamiento que proporcionan bienestar psicológico al deportista.

Algunas de estas estrategias son el control de estímulos ambientales, manejando las percepciones de las situaciones deportivas, empleando técnicas como la visualización, la simulación y el control de estímulos. El control de la ansiedad mediante técnicas de relajación y el control de pensamientos negativos usando técnicas como la parada de pensamiento, la reestructuración cognitiva y el autodiálogo. Veamos algunas de estas:

1.Visualización.  Consiste en inducir o pensar en imágenes concretas de las habilidades aprendidas (por ejemplo la técnica de remada, la salida, la zancada,..). No sólo ayuda a manejar la ansiedad competitiva sino que incrementa el rendimiento deportivo y la motivación.

2.Relajación. Elige la que más te guste o puedas realizar dependiendo del lugar donde te encuentres: relajación progresiva de Jocabson, entrenamiento autógeno de Schultz y entrenamiento en respiración.

3. El autodiálogo. Emplea un discurso mental para influir en tu conducta y pensamientos, cambiando las verbalizaciones negativas (“voy a caerme en la salida”, “no he entrenado lo suficiente”) por otras útiles para mejorar el autocontrol (“lo he dado todo en el entrenamiento”, “he tenido alguna lesión que me ha impedido mejorar mi rendimiento pero son cosas que pasan y que no puedo controlar”…). Con esta técnica se localiza la atención en los estímulos relevantes de ejercicio y en los estados mentales apropiados, disminuyendo las respuestas psicofisiológicas propias del estado ansioso.

Ya sabes, para tener menos nervios antes de la carrera piensa en la progresión que has tenido durante todo tu entrenamiento y en tus metas personales, en lugar de pensar en ganar o conseguir podio. Hay otros factores que no puedes controlar como la suerte, tus límites por la edad o lesiones y las condiciones climáticas, entre otras, por eso, ¡entrena a tope y disfruta de la carrera!

Ruiz-Juan, F., Zarauz, A., & Flores-Allende, G. (2015). Variables predictoras de la ansiedad precompetitiva: aspectos diferenciales en corredores de fondo en ruta. Universitas Psychologica, 14(3), 1021-1032.

Evaluación de la efectividad del entrenamiento de estrategias de afrontamiento en el nivel de ansiedad precompetitiva en tenimesistas, Urra Tobar, Benito, en https://ddd.uab.cat/record/119063